España, a la búsqueda del maná iraquí

IRAK – Empresas españolas aportan experiencia en el país

07/12/2014 In “El Mundo”

Decía Tácito que en el riesgo está la esperanza. En su búsqueda, una delegación de empresarios españoles recorrió recientemente los 4.300 kilómetros que separan el apacible Madrid del tumultuoso Bagdad. En la capital iraquí los negocios siguen fluyendo como de costumbre pese a los dramáticos reveses del último año: el Gobierno perdió hace meses el control de un tercio de su territorio y financia una costosa e incierta guerra contra los yihadistas del Estado Islámico para evitar que la espiral sectaria continúe diluyendo sus fronteras.

En mitad del caos que se cobró en noviembre 1.200 vidas y ha redoblado el horror de los ataques suicidas que golpean Bagdad, las autoridades tratan de vender el maná del segundo mayor productor de crudo de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP). “Queremos que las empresas españolas inviertan y trabajen en Irak. Muchas compañías temen venir por la situación que atraviesa el país. Es el momento de los valientes”, reconoce a MERCADOS el viceprimer ministro iraquí Saleh al Mutlaq.

“No creo que las compañías internacionales ya establecidas encuentren grandes obstáculos para operar. Es cierto que tenemos problemas pero no durarán. Hay una determinación muy clara del Gobierno y la población de derrotar al Estado Islámico y en un escenario no demasiado lejano produciremos ocho millones de barriles de petróleo al día”, agrega el político.

Irak, con la cuarta mayor reserva de crudo del planeta, es un diamante en bruto. En la última década, jalonada por la violencia sectaria, ha multiplicado por cinco su renta per cápita hasta alcanzar 6.600 dólares en 2013. Tras un lustro de notable crecimiento, el Fondo Monetario Internacional (FMI) pronostica que la economía iraquí sufrirá este año una contracción del 2,7% aunque volverá a repuntar en 2015 con un tímido crecimiento del 1,5% impulsado por las previsiones de aumento de la producción de petróleo. El porvenir está estrechamente ligado al deterioro de la seguridad -las tropas iraquíes, con ayuda de EEUU o Irán, han comenzado a recuperar territorio perdido- y los vaivenes del precio del petróleo, un sector que representa el 9% de los ingresos estatales. La semana pasada la OPEP optó por mantener la producción de petróleo a pesar de la fuerte caída de su precio registrada en los últimos meses.

Y, pese a los nubarrones que se ciernen sobre su futuro, al país árabe no le faltan pretendientes. “Está todo por hacer”, resume José Manuel López Zarco, cofundador de Arksur, un estudio de arquitectura malagueño especializado en el sector sanitario que ha participado en varias licitaciones de hospitales en el sur de Irak. Según el FMI, en los próximos años se producirá un despegue de sectores no vinculados al petróleo: servicios, construcción, transportes o agricultura. Funcionarios de la provincia de Bagdad reconocieron a este diario la necesidad urgente de construir cientos de escuelas, hospitales e instalaciones deportivas como los dos estadios de fútbol que levanta la compañía española Triarena. El agrícola es otro de los mercados clave. “Sabemos que existe potencial a partir de la experiencia en países vecinos y estamos acostumbrados a trabajar en zonas donde hay otro tipo de amenazas”, asegura Juan Carlos de Diego Bravo, responsable comercial de Silos Córdoba, dedicada a la construcción de silos metálicos para almacenaje de grano.

Un interés que también despierta el sector de la seguridad. Navantia ha presentado a las autoridades dos sistemas de vigilancia de puertos y fronteras. “Buscan empresas de confianza que puedan asumir encargos para los que las compañías locales no están capacitadas. Nosotros hemos desarrollado estos productos con la experiencia de las fuerzas armadas españolas”, afirma Jaime Johnson Ruiz de Ojeda, representante de la compañía pública.

La conquista española de Irak puede ayudar a contrarrestar el enorme déficit comercial que ha caracterizado hasta ahora las relaciones bilaterales. En 2013 la diferencia ascendió a los 931 millones de euros. Según datos del Icex, la maquinaria, las construcciones de hierro, los productos cerámicos y los aparatos y equipos electrónicos centran la incipiente exportación. “Necesitan reconstruir el país. La empresa española está en condiciones de proporcionar su experiencia“, apostilla Ángel García, director general de la constructora Ancodarq.

CONTACTO

GV. Marqués del Turia, 54, 4º pta 8

46005 Valencia, Spain

Phone: + 34 963 356 170

Fax: + 34 963 341 987

E-mail: info@foceconsultora.com

OFFICES:

· Valencia

· Rio do Janeiro

· Panama

· Addis Abeba

· Kuwait

Twitter