Jordania, un oasis para hacer negocios en una región muy convulsa

22/09/2016 fuente “Expansión”

Aunque comparte frontera con Siria, Irak, Palestina e Israel, una de las zonas del globo más conflictivas e inestables, Jordania ha conseguido convertirse en un oasis con relativa estabilidad política y económica y pretende seguir desarrollando una economía abierta al exterior.

La coyuntura actual y su localización geográfica provocaron importantes movimientos demográficos que hacen que el 30% de los residentes en el país sean extranjeros (casi la mitad de ese porcentaje, más de un millón de personas, son refugiados sirios que han llegado en los últimos años).  El impacto de estos movimientos demográficos y las consecuencias de la crisis mundial han ralentizado el crecimiento anual del PIB desde 2010, situándolo en torno al 3%.

El Gobierno deberá afrontar e resolver los desafíos de reducir el déficit fiscal, los desequilibrios en la balanza comercial con el exterior y las desigualdades sociales. El objetivo es consolidar una economía de servicios, con un alto nivel de recursos humanos y de amplia proyección sobre el resto de la región. Aunque mantiene sus raíces árabes, Jordania es un país occidentalizado, que cuida la puntualidad y la formalidad.

Jordania es un país abierto a los intercambios comerciales con el exterior y cuenta con un sistema muy liberalizado. En el informe Doing Business elaborado por el Banco Mundial, ocupa actualmente el 113º puesto en el ranking de países donde es más fácil hacer negocios. La inversión mínima para constituir una empresa extranjera se sitúa en torno a los 63.000 Euros y el plazo necesario para abrir el negocio es de entre uno y tres meses. El gravamen del Impuesto de Sociedades varía entre el 14% y el 35%, según el tipo de actividad. Actualmente está todavía pendiente de firmar entre España y Jordania un convenio para evitar la doble imposición.

La Unión Europea es su principal socio comercial, pero hasta hace poco España desempeñaba un papel secundario; sólo en los últimos años las compañías nacionales han empezado a aprovechar el potencial del mercado con un incremento de las exportaciones y de los intercambios comerciales entre las empresas locales y las pymes españolas. Más de la mitad de las líneas arancelarias para productos españoles están exentas de pago, mientras que para los demás existen 16 tipos diferentes que llegan hasta el 200% en el caso del tabaco y las bebidas alcohólicas. Además, es importante verificar si están sometidos al gravamen extra del Impuesto General de Ventas.

El recurso más habitual para instalar una empresa extranjera en el país es formar una joint venture con un socio local que aporta su conocimiento del mercado y sus contactos. Existen siete zonas de desarrollo del país, donde las empresas extranjeras pueden disfrutan de ventajas como exenciones en algunos impuestos y en la ausencia de límite del número de trabajadores extranjeros.

CONTACTO

GV. Marqués del Turia, 54, 4º pta 8

46005 Valencia, Spain

Phone: + 34 963 356 170

Fax: + 34 963 341 987

E-mail: info@foceconsultora.com

OFFICES:

· Valencia

· Rio do Janeiro

· Panama

· Addis Abeba

· Kuwait

Twitter